Helados sin azúcar: la nueva forma de disfrutar de un postre saludable

En la antigüedad, los dioses griegos disfrutaban de los néctares y ambrosías, bebidas y alimentos que les conferían la inmortalidad. Hoy en día, los mortales también podemos disfrutar de un manjar que nos hace sentir como si fuéramos dioses: los helados sin azúcar.

Nos referimos a postres que se elaboran con una variedad de ingredientes naturales, como frutas, verduras y leche descremada. Esta combinación proporciona un sabor dulce y cremoso sin la necesidad de azúcar añadido.

Además de ser saludables, los helados sin azúcar también suponen una opción accesible y deliciosa. Se pueden encontrar en la mayoría de los supermercados y tiendas de delicatessen.

A continuación vamos a desentrañar contenido sobre todo lo que debes saber  acerca de los helados sin azúcar.

¿Por qué son los helados sin azúcar una buena opción?

Los helados sin azúcar son postres que tienden a utilizar otros ingredientes para endulzarlos, como edulcorantes artificiales, edulcorantes naturales o frutas.

En los últimos años, de hecho, se ha registrado un creciente interés en los helados sin azúcar. Sobre todo porque estos productos ofrecen una forma de disfrutar del delicioso sabor del helado sin los inconvenientes del azúcar añadido.

Eso sí,  ofrecen una serie de ventajas, entre las que se incluyen:

  • Menor contenido de calorías: Suelen tener menos calorías que los helados tradicionales. Ello, convierte a este postre en una opción más adecuada para las personas que quieren controlar su peso o su ingesta de calorías.
  • Menor contenido de azúcar: Dado a su bajo añadido en azucares, estos productos son una alternativa más saludable para las personas con diabetes o con problemas de salud relacionados con este ingrediente.
  • Mejor sabor: Los avances tecnológicos en el campo de la elaboración de helados han permitido crear propuestas sin azúcar que tienen un sabor tan bueno como las opciones tradicionales.

Pasos para elaborarlos

La elaboración de los helados sin azúcar es un proceso complejo y delicado. Se trata de un arte que requiere de paciencia y maestría.

El primer paso es seleccionar los ingredientes adecuados. La base de estos productos suele estar formada por leche, nata o yogur que aportan la cremosidad y el sabor característicos de los helados, además, se elaboran utilizando edulcorantes artificiales o naturales en lugar de azúcar.

Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales son sustancias químicas que tienen un sabor dulce, pero no aportan calorías. Los más comunes son el aspartame, la sacarina y el acesulfame K.

Para elaborar un helado sin azúcar con edulcorantes artificiales sigue estos pasos:

  • Prepara la base del helado, se puede hacer con leche, nata o yogur.
  • Incorpora trozos de frutas, chocolate o frutos secos.
  • Añade el edulcorante artificial. La cantidad de edulcorante que se utilice dependerá del gusto personal.
  • Una vez que se ha añadido el edulcorante, la mezcla se vierte en una heladera, en la que se batirá y congelará a la vez. Este proceso es fundamental para que el helado quede cremoso y con una textura uniforme.

Edulcorantes naturales

Los edulcorantes naturales son sustancias que se encuentran de forma natural en los alimentos. Los más comunes son la miel, la stevia y el eritritol.

Si quieres elaborar un helado sin azúcar con edulcorantes naturales, presta atención al siguiente proceso:

  • Prepara la base, ya sea con leche, nata o yogur.
  • Integra trozos de frutas, chocolate o frutos secos.
  • Agrega la cantidad de edulcorante natural, según tu preferencia. Estos ingredientes aportan los sabores y texturas que caracterizan a cada variedad de helado.
  • Tras añadir el edulcorante, vierte la mezcla en una heladera, allí se batirá y congelará a la vez. De esta manera el postre quedará cremoso y con una textura uniforme.

¿Qué pasa si no tengo nevera?

Hay que destacar que la nevera es un instrumento indispensable para la elaboración de helados sin azúcar. Si no dispones de este dispositivo, sin embargo, puedes elaborar este postre en casa con una batidora y un congelador. He aquí la forma de prepararlo:

  • Bate la mezcla de ingredientes hasta que quede cremosa.
  • Vierte la mezcla en un recipiente y se congela durante unas horas.
  • De vez en cuando, es importante sacar el helado del congelador y removerlo para evitar que se formen cristales de hielo.

Claves para disfrutar de este postre sin azúcar y sin renunciar al placer

Como comentamos, la elaboración de helados sin azúcar es una excelente manera de disfrutar de un delicioso postre sin comprometer la salud. Aunque existen algunas claves que se pueden seguir para que el producto quede más sabroso y cremoso. Veamos.

  • Utiliza ingredientes de alta calidad. Es fundamental para que el helado quede delicioso.
  • No escatimes en los edulcorantes. Utiliza la cantidad adecuada para que el helado tenga el sabor deseado.
  • La elaboración es importante. Para que el helado quede cremoso y con una textura uniforme, batero durante la congelación. Ello se puede hacer con una heladera o con una batidora.
  • Los toppings son un plus. Son una forma sencilla de añadir sabor y textura al helado sin azúcar. Puedes añadir frutas frescas, frutos secos, chocolate o cualquier otro ingrediente que te guste.

Conclusiones

En un mundo dominado por el azúcar, este helado es un oasis de frescura y pureza. Es el antídoto perfecto para aquellos que buscan disfrutar de un delicioso postre sin comprometer su salud o su figura.

Son, por tanto, una opción saludable y deliciosa para quienes desean deleitarse con de un delicioso postre sin culpas ni remordimientos. Y es que estos helados ofrecen una serie de ventajas, entre las que se incluyen un menor contenido de calorías, de azúcar y de grasas.

Por todo ello, los helados sin azúcar son una tendencia en auge que está cambiando la forma en que las personas disfrutan de los postres. Especialmente porque se han erigido como una manera saludable de consumir este postre si descuidar su salud o su peso. Al fin y al cabo, podemos decir que a medida que los consumidores se vuelven más conscientes de la importancia de una alimentación saludable, es probable que estos productos se tornen cada vez más populares en un futuro.