¡Prueba esta deliciosa receta de helado de vainilla para personas diabéticas!

Los helados son deliciosos y refrescantes, pero también pueden ser muy ricos en azúcares y grasas. Ello puede ser un problema para las personas que sufren de diabetes, dado que el azúcar puede elevar el nivel de azúcar en la sangre.

Por esta razón resulta importante que las personas diabéticas sepan cómo hacer helados que sean saludables para ellas. Afortunadamente, hay muchas recetas disponibles en Internet y en libros de cocina.

En esta ocasión sin embargo, te enseñaremos una deliciosa receta de helado de vainilla para personas diabéticas que utiliza sustitutos de azúcar bajos en calorías y en índice glucémico. ¿Qué significa esto? Simple; que no van a elevar tu nivel de azúcar en la sangre

Con esta receta, además, aprenderás a  sacarle el máximo provecho a ingredientes más saludables. Te invitamos, por tanto, a realizar con nosotros tu propio helado de vainilla sin azúcar, totalmente apto para personas diabéticas.

Receta de helado de vainilla para personas diabéticas

Cuando sabes lo que hay en tus alimentos, resulta más fácil tomar decisiones saludables. Si sabes que un helado para diabéticos tiene un índice glucémico bajo, puedes disfrutarlo sin preocuparte por cómo va a afectar tu nivel de azúcar en la sangre.

Los helados tradicionales, generalmente,  son altos en calorías y grasas. La receta de helado de vainilla para personas diabéticas que te enseñaremos en este post, sugiere el uso de ingredientes más saludables. Esto lo convierte en una gran apuesta si estás tratando de perder peso o mantener un peso saludable.

Podemos decir, por otro lado, que te permitirá disfrutar de un postre delicioso y refrescante sin preocuparte por tu salud. Te ayudará, por supuesto, a controlar tu nivel de azúcar en la sangre y será un buen aporte para perder peso o mantener un peso saludable.

Veamos a continuación cómo preparar esta deliciosa receta de helado de vainilla para personas diabéticas:

Ingredientes:

  • 500 ml de leche desnatada
  • 250 ml de nata para montar
  • 6 yemas de huevo
  • 20 g de stevia
  • Una vaina de vainilla o una cucharada pequeña de esencia de vainilla

Preparación:

  • Prepara los ingredientes.Corta la vaina de vainilla por la mitad y quítale las semillas. Reserva la nata para montar.
  • Haz la base del helado. Calienta la leche desnatada en un cazo a fuego medio. Añade las semillas de vainilla y deja que hierva durante unos minutos. Retira del fuego y reserva.
  • Bate las yemas de huevo con la stevia o el sirope de agave hasta que estén espumosas.
  • Incorpora la base al batido de yemas. Vierte la base de leche a las yemas de huevo, batiendo constantemente.
  • Cocina la mezcla.Lleva la mezcla a fuego lento, removiendo constantemente, hasta que espese.
  • Enfría la mezcla. Si tienes una heladera, pon la mezcla en ella y deja que se enfríe durante 30 minutos.  Si no tienes heladera, pon la mezcla en un recipiente metálico y colócalo en el congelador. Remueve la mezcla cada 30 minutos para evitar que se formen cristales de hielo.
  • Monta el helado. Una vez que la mezcla esté fría, monta la nata y añádela a la mezcla. Bate hasta que esté bien combinado.
  • Conserva el helado. Pon el helado en un recipiente hermético y congélalo durante al menos 6 horas.

Consejos:

  • Para un sabor más intenso, puedes usar una vaina de vainilla entera en lugar de esencia de vainilla.
  • También tienes la opción de agregar otros sabores a tu helado, como chocolate, fresa o caramelo.
  • Si quieres que tu helado sea más cremoso, agrega 1/4 de taza de queso crema.

Cómo un helado tradicional puede afectar la salud de una persona diabética

Ya lo comentamos, los helados tradicionales suelen ser ricos en azúcares, grasas y calorías. De manera que estos nutrientes pueden afectar la salud de una persona diabética de varias maneras:

  • El azúcar puede elevar el nivel de azúcar en la sangre.

Las personas diabéticas tienen la necesidad de controlar su nivel de azúcar en la sangre para evitar complicaciones de salud, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y ceguera. El azúcar en los helados tradicionales puede hacer que los niveles de azúcar en la sangre aumenten rápidamente, lo que resulta peligroso para las personas diabéticas.

  • Las grasas saturadas y trans pueden aumentar el colesterol LDL

El colesterol LDL es conocido como «colesterol malo» porque suele aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Los helados tradicionales suelen ser ricos en grasas saturadas que tienden a elevar los niveles de colesterol LDL.

  • Las calorías pueden contribuir al aumento de peso

Las personas diabéticas deben controlar su peso para evitar complicaciones de salud, como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. Las calorías en los helados convencionales contribuyen al aumento de peso, aumentando el riesgo de estas complicaciones.

Por estas razones, las personas diabéticas deben limitar su consumo de helados tradicionales. Una mejor alternativa es elegir recetas de postres para diabéticos, que están hechos con sustitutos de azúcar, grasas más saludables y menos calorías.

Ojo, también es importante combinar estos helados con alimentos saludables, como frutas o frutos secos, en aras de ayudar a equilibrar el contenido de nutrientes de la comida.

Conclusiones

Es un hecho, la vida de un diabético puede ser difícil. Hay que tener cuidado con lo que comes, y a menudo hay que renunciar a las cosas que más te gustan. Te podemos asegurar, sin embargo, que tener diabetes no implica que debas renunciar a uno de los postres preferidos por las personas en el mundo: el helado.

¡No, no y no! De hecho, tú mismo/a puedes preparar este postre en casa, usando ingredientes que no afecten tu salud. Los helados para diabéticos son un postre saludable, de manera que puedes disfrutarlos con moderación.

Y si bien en este post compartimos una rica receta de heleado de vainilla para personas diabéticas, no tengas miedo de experimentar con diferentes recetas. Hay muchas maneras de preparar este postre sin que ponga en riesgo o perjudique tu salud.

¡Eso sí, diviértete! El helado es una delicia. No te prives de él solo porque seas diabético ni tampoco te sientas culpable si te das un capricho, pero procura siempre  optar por recetas saludables y bajas en azúcar.