Sabores de helados artesanales: Clásicos, exóticos y extraños

El helado es uno de los postres más populares del mundo. Es delicioso, refrescante y puede disfrutarse en cualquier momento del año, incluso, tiene el poder de adentrarnos en una dimensión cargada de una infinidad de sabores para todos los gustos. La pregunta del millón es: ¿Qué pasa con los helados artesanales? ¿Ofrecen la misma variedad de sabores que los helados comerciales?

Podemos decir, de hecho, que los sabores de helados artesanales abarcan una gama más amplia que los helados comerciales. Ello se debe a que los artesanos de este producto gozan de mayor libertad para experimentar con diferentes ingredientes y sabores.

Queremos, desde Gelateria Italiana Deliziosa, sumergimos en los sabores de helados artesanales, con la finalidad de explorar desde los más clásicos, los más exóticos hasta los más extraños.

Helados artesanales: una obra de arte

Los helados artesanales no solo son deliciosos, sino que también son una obra de arte. Sobre todo porque los artesanos de este postre utilizan técnicas especiales para crear productos con una textura suave y cremosa.

Una de las técnicas más importantes es la pasteurización, un proceso que mata las bacterias dañinas y preserva el sabor y la textura del helado.

Otra técnica fundamental que se aplica en la elaboración de estos postres es el batido, un proceso que implica agitar el helado para incorporar aire que le proporciona al helado su textura cremosa y ligera.

Conviene destacar que los helados artesanales ofrecen varios beneficios sobre los helados comerciales.

  • Sabor: Tienen un sabor más intenso y natural que los helados comerciales.
  • Textura: Presumen de una textura más suave y cremosa que los que se fabrican en la industria.
  • Ingredientes: Están hechos con ingredientes de alta calidad, como leche fresca, crema y azúcar.
  • Nutrición: Pueden ser una fuente de nutrientes, como proteínas, calcio y vitamina D.

Adéntrate en el mundo de sabores de helados artesanales

La amplia gama de sabores de helados artesanales nos adentran en una dimensión  en la que podemos encontrar desde sabores clásicos pasando por los más exóticos hasta extraños. Vamos a precisar algunos.

Sabores clásicos

Son los más populares, y por una buena razón: nos gustan a todos y siempre nos apetecen. Entre los sabores clásicos más populares se encuentran:

  • Chocolate: Es el sabor más popular de helado. Destaca por ser rico y cremoso, de hecho, nunca pasa de moda.
  • Vainilla: Se trata de otro sabor tradicional que se caracteriza por ser suave y delicado, además, combina bien con muchos sabores.
  • Fresa: Consiste en un sabor refrescante y delicioso que es perfecto para los días calurosos.
  • Limón: Acido y refrescante, el sabor al limón en los helados es perfecto para los días de verano.
  • Nata: Se erige como un sabor cremoso y delicioso, idóneo para los amantes de la nata.

Sabores exóticos

No son tan comunes pero son muy interesantes, incluso, nos pueden llegar a sorprender hasta el punto de abrir la mente a nuevas experiencias. Estos son los sabores exóticos más conocidos en el mundo:

  • Yuzu: Es un cítrico japonés que tiene un sabor ácido y refrescante.
  • Matcha: Se trata de un té verde japonés que tiene un sabor intenso y aromático.
  • Té negro: Posee un sabor fuerte y amargo.
  • Algarroba: Consiste en un fruto del árbol de la algarroba que tiene un sabor dulce y aromático.
  • Curry: Consiste en una mezcla de especias que ofrece un sabor intenso y picante.

Sabores extraños

Hablamos de sabores que nos pueden sorprender u horrorizar. Ojo, no son opciones para todos/as, pero suelen ofrecer mucha diversión a la hora de explorar sabores nuevos.

Veamos algunos de los sabores de helados artesanales más extraños:

  • Queso: Es un sabor que no todos asociamos con este postre, sin embargo, hay algunas heladerías que ofrecen helado de queso y puede parecerte muy delicioso.
  • Tocino: Se refiere a un sabor muy original y que algunas heladerías ofrecen para brindarle a sus clientes la oportunidad de vivir una experiencia diferente.
  • Carne: Lógicamente no es un sabor que asociamos con el helado, pero desde un primer momento puede parecer muy interesante.
  • Verduras: Más allá de lo peculiar que suena, este sabor de helado destaca por ser una opción saludable. De manera que representa una gran apuesta para quienes han adoptado por llevar un estilo de vida basado en divertirse y cuidar de sí mismos/as.     
  • Caviar: El caviar es un alimento de lujo que no todos podemos permitirnos. De igual modo, existen algunas gelaterías que entre su oferta de sabores de helados artesanales, ponen al alcance de las personas, este producto que suele ser muy sofisticado.

Tres consejos para elegir el sabor de helado perfecto

Saber qué sabores de helados artesanales elegir a veces suele ser una tarea difícil, especialmente cuando hay tantas opciones disponibles. Por suerte, hay algunos factores que puedes tener en cuenta para tomar una decisión informada. Veamos.

  • Considera tu estado de ánimo

Si estás de humor para algo dulce, prueba un sabor clásico, como chocolate o vainilla. En caso de que te provoque un producto salado, prueba un sabor extravagante, como wasabi o curry.

Ahora, ¿te sientes de humor para algo extraño? Prueba un sabor único, como queso o verduras.

  • Piensa tus preferencias o si quieres algo nuevo

Lo más común es que pienses en tus preferencias personales. ¿Te gustan los sabores dulces o salados? ¿Frutas o chocolate? ¿Prefieres sabores tradicionales o exóticos? Puedes optar por lo que te encanta. 

Es posible, por otro lado, que desees vivir una aventura diferente. En este caso, no tengas miedo de degustar sabores nuevos que nunca has probado antes porque podría sorprenderte con lo delicioso que es.

De hecho, esta una de las mejores cosas de los helados artesanales: que si encuentras un sabor que no te gusta, siempre puedes pedir otro.

  • Comparte con un amigo

El helado es mejor cuando se comparte. Invita a un amigo a probar un sabor nuevo contigo.

Conclusiones

Los helados artesanales son una forma deliciosa de disfrutar de este delicioso postre que, sin duda, representan una autentica obra de arte. Están hechos, además, con ingredientes de alta calidad y tienen varios beneficios nutricionales.

El hecho es que hay sabores para todos los gustos, desde los clásicos hasta los más exóticos y extraños.

Si, por tanto, tienes la oportunidad de probar algunos sabores nuevos no te límites y atrévete a experimentar algo diferente. Puede que te lleves una sorpresa.