Recetas de helados caseros con frutas para hacer en casa

Recetas de Helados Caseros con frutas para hacer en casa

Hacer helados caseros con frutas es una actividad muy divertida (y deliciosa) en la que, incluso, pueden participar nuestros peques para que tengan un recuerdo feliz del verano. Preparar helado en casa, sin embargo, aporta otros beneficios, sobre todo porque nos permite saber exactamente lo que le ponemos al postre, eligiendo los ingredientes que queramos o que simplemente nos gusten.

Podemos usar, por ejemplo, frutas de nuestro huerto o probarlas y determinar si están aptas para hacer un sorbete o no. Puede parecer algo trivial, dado que toda la comida casera ofrece estas posibilidades, pero este factor aporta un valor añadido porque los helados industriales, por muy deliciosos que sean, se ajustan a un gusto estándar y muchas veces deben cumplir con ciertas reglas del mercado. De hecho, no siempre las frutas que se utilizan están en las mejores condiciones.

En cambio, los helados caseros con frutas son muy personales, por lo que reflejarán plenamente nuestros gustos o preferencias de nuestros hijos o hijas. Ahora, si no sabéis cómo preparar este tipo de postre, en este post encontraréis algunas ideas para crear apetitosas y saludables recetas de helados de frutas desde casa.

Recetas de helados caseros con frutas

Los helados caseros con frutas suelen ser más apreciados incluso que los de fabricación industrial. No solo por quienes abogan por el consumo de alimentos y postres saludables, también para aquellos que les encanta la cocina porque logran experimentar satisfacción y realización sensorial a través de la preparación de estos postres. He aquí algunas recetas que podéis hacer desde casa de forma sencilla:

Helados caseros con frutas

Sorbete de limón

Fresco, delicado y fácil de preparar, el sorbete de limón es una manera agradable de terminar una cena. Es una receta saludable en la que apostamos por productos naturales, ni siquiera usamos claras de huevo y tampoco aditivos químicos. Aunque opcionalmente podéis agregar algún espesante para conseguir una consistencia más compacta y sedosa.

Ingredientes:

  • 600ml de agua
  • 250 ml de jugo de limón
  • 260 g de azúcar (podéis desplazarla por esplenda)
  • 3 limones (ralladura)

Preparación:

  • Rayad la piel del limón.
  • Exprimid los limones para extraer su jugo en un recipiente aparte.
  • En una olla, combinad el azúcar, la ralladura de limón y el agua.
  • Diluid la azúcar, dejad la mezcla al fuego unos minutos.
  • Dejad que el jarabe resultante se enfríe.
  • Agregad el jugo de limón.
  • Verted la mezcla en la máquina para hacer helados.
  • Permitid que se remueva el tiempo necesario.
  • Introducid la mezcla en una nevera (preferiblemente con compresor).
  • Servid el sorbete de limón con unas zestas caramelizadas.

Helado de yogur griego y maracuyá

Una de las recetas de helados caseros con frutas más originales que podéis preparar en verano es el helado de yogurt y maracuyá. El yogur griego, la crema fresca, el chocolate blanco y la fruta de pasión son los ingredientes que convierten a este helado en una apuesta con un toque exótico cremoso y fresco.

Se trata de una receta fácil y rápida para poneros manos a la obra desde ya. Eso sí, necesitaréis moldes de glaseado y el tiempo de reposo adecuado para conseguir el resultado perfecto.

 Ingredientes:

  • 125 g de yogur griego entero
  • 75 g de nata fresca
  • 25 g de chocolate blanco
  • 25 g de azúcar granulada
  • 2 maracuyás.
  • 10 g de azúcar en polvo

Preparación:

  • Cortad las frutas de la pasión por la mitad.
  • Tomad la pulpa y recogedla en un tazón con la azúcar granulada, mezcladla y reservadla.
  • Derretid el chocolate en un baño de agua.
  • Hervid la crema con el azúcar y vertedlo en el chocolate derretido, hasta crear una emulsión.
  • Dejad enfriar y agregad todo en un tazón con el yogurt. Mezcladlo bien.
  • Echad una cucharada de salsa de maracuyá en cada forma del molde y llenad con crema de yogurt.
  • Dejad en el congelador durante al menos 5 horas antes de consumir.

Es importante destacar que podéis reemplazar la maracuyá con otras frutas como frambuesas, arándanos, moras o las frutas estacionales que prefiráis.

Paletas de jengibre con limón y kiwi

Las paletas de jengibre con limón y kiwi es una de las recetas de helados caseros con frutas más refrescantes que pueden existir, incluso quita la sed. Hacer paletas de con estas frutas es simple, pero esta versión preparada con jengibre además de ser idóneas para días calurosos, también es perfecta para terminar una cena y favorecer la digestión.

 Ingredientes:

  • 200ml de agua
  • 100 g de azúcar
  • 2 cm de raíz de jengibre
  • 30 ml de jugo de limón
  • 30 ml de agua
  • 1 limón grande sin tratar
  • 1 kiwi

Preparación:

  • Poned el agua, el azúcar y el jengibre picado en una olla a fuego lento para preparar el almíbar.
  • Cuando el azúcar se disuelva, cocinad a fuego lento durante unos 10 minutos.
  • Retirad el jengibre y agregad el jugo de limón y otros 30 ml de agua al almíbar
  • Cortad en rodajas finas el limón con la cáscara y el kiwi.
  • Colocad las rodajas de fruta dentro de los moldes de paletas, rellenad con el almíbar de limón y jengibre y luego cerradlas.
  • Meted en el congelador durante al menos 2-3 horas.
  • Para desmoldarlos, sumergid los moldes durante un minuto en agua caliente.
Helados caseros con frutas

Parfaits de frambuesa

Frescos, ricos en fruta y con un sabor delicado, los parfaits de Frambuesa son perfectos como postre en los calurosos días de verano. Haced estos helados caseros con frutas, siguiendo nuestra receta con palitos y guárdalos en el congelador, ¡para que tengáis siempre a punto vuestra provisión de dulzura!

Los semifríos de Frambuesa son frescos y ricos en fruta, de hecho, os permite disfrutar de un postre espectacular, sin hacer que os sintáis pesados. Servidlas como si fuesen helados en palito. ¡Serán todo un éxito!

Ingredientes:

Para el semifrío

  • 75 g de pulpa de frambuesa
  • 3 g en gelatina
  • 15 g de agua
  • 100 g de nata montada

Para el merengue suizo

  • 50 g de clara de huevo
  • 10 g de azúcar

Preparación:

  • Calentad la clara de huevo y el azúcar a 60 °.
  • Luego mezclad bien en la batidora.
  • Calentad una parte de la pulpa de frambuesa con la gelatina y el agua
  • Cuando esté completamente disuelta, agregad a la pulpa fría.
  • Agregad el merengue suizo y mezclad suavemente, con cuidado de no desmantelar la mezcla.
  • Montad la nata y añadidla al resto, con movimientos suaves de abajo hacia arriba.
  • Distribuid todo en moldes para helado y metedlo al congelador por 8 horas.

Conclusiones

Como veréis, hacer helados caseros con frutas es relativamente fácil, de hecho, no siempre es necesario tener una máquina para hacer helados. El caso es que podéis prepararlos como gustéis, con las cantidades de azúcares y grasas que consideréis necesarias, adaptándolos a vuestras necesidades de llevar una dieta más equilibrada. Y si, finalmente, os gusta sorprender a vuestros hijos e hijas o cualquier invitado/a, os aseguramos que lograréis dar en clavo con estas recetas de helados caseros con frutas.